MISION ISRAELITA DEL NUEVO PACTO UNIVERSAL

Se ha notado la proliferación de templos y seguidores de la llamada “Congregación Israelita del Nuevo Pacto Universal”, que con audacia se autoproclaman como los verdaderos Hijos de Dios. sobre todo, presentan al nuevo “Mesías”, llamado Ezequiel Ataucusi Gamenal, considerado por los seguidores de esa secta como el nuevo Jesucristo que ha nacido en Occidente.
Siendo de origen peruano, esa secta es de mucho cuidado para las iglesias evangélicas peruanas, debido a su agresividad contra ellas y a su proselitismo continuo. El movimiento se extiende a lo largo y ancho del Perú, y está trabajando actualmente en otros países latinoamericanos.
Las iglesias evangélicas de Latinoamérica han estado acostumbradas a confrontar a las sectas que proceden mayormente de Norteamérica. Hay material apologético para defendernos; sin embargo, falta desarrollar una verdadera apologética para refutar a las sectas que han comenzado a surgir dentro de nuestro contexto, y que han tenido un inusitado éxito proselitista. La secta “Israelita” se ha convertido en un serio desafío. Hay que confrontarla con la Palabra de Dios, y de esa manera cuidar el rebaño del Señor de los lobos rapaces que se visten de ovejas.
Una vez más vemos cómo una secta emplea las sagradas Escrituras para confundir. Combinan ciertas enseñanzas de diversas denominaciones cristianas, especialmente de los adventistas y pentecostales. Han destruido iglesias y han confundido la fe de muchos creyentes que ahora engrosan las filas del movimiento “Israelita”.
Ante esa secta que presenta a un Jesucristo peruano y que se basa en ciertos textos sueltos de la Biblia, tenemos que recordar lo que dice el apóstol Pablo en Efesios 4:14: “No seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.”
La secta “Congregación Israelita del Nuevo Pacto Universal” se originó en la sierra peruana del Departamento de Junín a principios de la década de los años cincuenta. El ciudadano peruano Ezequiel Ataucusi Gamenal decía haber recibido una revelación especial de Dios en que fue nombrado “como el nuevo Mesías y comisionado para predicar de nuevo la totalidad de la ley de Dios en todo el mundo”.
Aseguraba que Dios ha escogido al Perú para bendecir a todo el mundo. Los peruanos debían aceptar al “nuevo Mesías” y obedecer sus enseñanzas. Afirmaba que se le encomendó levantar la nueva iglesia que debía llamarse “Congregación de los Israelitas del Nuevo Pacto Universal”, pues todas las iglesias existentes se habían olvidado de la ley de Dios.
En el año 1955 un grupo perteneciente a la misión Adventista, ubicado en el pequeño pueblo de Piñaplas, Departamento de Junín, aceptó las “revelaciones especiales” que Ezequiel Ataucusi anunciaba con una vehemencia extraña. Pronto lo reconocieron como el “nuevo Mesías”. Usando versículos de la Biblia, en su mayoría torcidos maliciosamente, el “probaba” su divino origen y misión.
Desde sus inicios esta secta se caracterizó por declarar a Ezequiel Ataucusi Gamenal como el nuevo Jesucristo, el Mesías, el Hijo del Hombre. Declararon al Perú como el país privilegiado de Dios, donde va a descender la nueva Jerusalén. según ellos, el Perú será el centro de gobierno en el reinado de Cristo en la tierra.
Los adeptos de Ezequiel Ataucusi están convencidos de que tienen el verdadero mensaje. Emplean citas bíblicas como: Ezequiel 24:24, Juan 1:14, 4:25 y Deuteronomio 18:15, sin considerar las reglas hermenéuticas ni el sentido común de cada versículo. Ante esa afirmación errónea debemos saber que existen espíritus de las tinieblas que contradicen y pervierten la verdad de Dios e inspiran y revelan cosas misteriosas y ocultas, una mezcla de verdades divinas con mentiras. Gálatas 1:6-8 da una severa advertencia y condena la aparición de nuevos evangelios: “Si un ángel del cielo predica otro evangelio sea anatema” (maldito). Los creyentes debemos tener mucho cuidado en tratar de conseguir mayor revelación de Dios fuera de las verdades que nos enseña la Biblia. El que no considera a la Biblia como la única y completa fuente de revelación de Dios para el hombre es un buen candidato para que otros espíritus le den revelaciones extra-bíblicas. Puede llegar a ser poseído por aquellos seres del error. No se puede crear una doctrina basada en uno o dos versículos de la Biblia, o en algunas experiencias místicas. Cuidémonos del gran peligro de rebuscar versículos bíblicos de conveniencia para respaldar ciertas especulaciones, ideas y experiencias. Recordemos que esa práctica es común en todas las sectas.
La secta “Israelita” nos presenta a su Cristo peruano. En nuestro medio tenemos a la secta “Revelación Alfa y Omega”, también nacida en el Perú, y que nos presenta a su Cristo chileno conocido como el Cristo Solar. También se conoce el movimiento de la “Piedra Angular”, quienes creen que su líder y fundador de nacionalidad venezolana es Jesucristo en persona. A todos esos falsos Cristos sus seguidores les obedecen ciegamente como autómatas.
La iglesia tiene que responder a esos invasores de la fe. Muchos años atrás, cuando se degeneró la iglesia cristiana, comenzó a cargar Cristos de yeso, madera o metal. Hoy día las sectas cargan Cristos de carne y hueso.
Los creyentes debemos volvernos a Dios y a las Escrituras. Pidamos a Dios un poderoso avivamiento que arrase con la maleza de doctrinas extrañas de tal manera que los hombres tengan un encuentro auténtico con Cristo y su evangelio. Que Dios levante siervos fieles, guardados del error.
--------------------
Clasificación: Grupo sincrético de origen católico Fundador: Ezequiel Ataucusi Gamonal Lugar de Origen: Perú Fecha: 1955 Síntesis Doctrinal Su doctrina es un sincretismo que toma elementos de las tradiciones incaicas, la fe católica y otras fuentes cristianas, a la vez que muestra una tendencia claramente judaizante. Afirma que la Iglesia Católica abandonó el verdadero camino tras la firma del edicto de Constantino, con lo que la humanidad habría ingresado en un período de oscuridad hasta 1955, cuando Ezequiel Atacusi Gamonal recibió de Dios la revelación de sus planes para restaurar la Alianza con el hombre. Perú es el escenario del Nuevo Pacto y del Nuevo Pueblo Elegido de la Alianza. Sostienen que la dinastía cuzqueña y la incaica habrían recibido la revelación de la verdad, por lo que habrían practicado un cristianismo camuflado de religión solar. También ellos habrían recibido su propio Decálogo, que estaría guardado en Huayna Picchu. Creen en Jesucristo como Hijo de Dios, y que Ezequiel Atacusi es su reencarnación, lo que hace al líder objeto de un culto y adoración particulares. Él sería la epifanía del Espíritu Santo. Habrá un paraíso de 1000 años. Luego del milenio serían llevados en carros de fuego a otros planetas. Para prepararse para esa persecución final migran semanalmente en pequeños grupos para internarse en la selva amazónica peruana. La peregrinación final será hacia un lugar sólo conocido por Atacusi. Hacen voto de no cortarse el pelo, visten túnicas, y tienden a desempeñar profesiones liberales. Tienen un calendario festivo propio. No consumen alcohol,. tabaco o alimentos "impuros".