La Trinidad

Aunque la palabra Trinidad no aparece en la Biblia, sin embargo se ve en ella su manifestación. Algunos creen que es tri-unidad. Lo cierto es que la Trinidad es una doctrina cristiana evangélica que cree que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres personas que en esencia son una.

La doctrina se desarrolló en la Iglesia primitiva porque era la única forma en la que se podía dar cuenta adecuada del testimonio del Nuevo Testamento. Además, esta doctrina surge de la Biblia misma. Aunque se diga que 1ª Juan 1:7 es un texto que se lo colocó posteriormente, éste es el único caso. El texto de Gálatas 4:6 es el más primitivo ó como el de Hechos 8 con un bautismo trinitario. (Ferguson NDT.1992)

Veamos algunos textos: Como Mateo 28: 19 que dice: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Luego tenemos en 2ª Corintios 13: 14 que dice: “La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros, Amén”.

Creemos que la Trinidad no habla de tres dioses, sino de un solo Dios. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, los tres crean y cada uno tiene su función.

Por ejemplo, En Génesis 1:1-2 notamos “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”.

Génesis 1: 26 dice: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza...”

Salmo 104: “Envías tu espíritu son creados y renuevas la faz de la tierra”

Colosenses 1:16 dice: “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles...”

El Padre ordena, habla. El Hijo ejecuta la voluntad de su Padre y el Espíritu el Consolador, confirma la obra de Cristo. Cumplen diferentes funciones, pero en esencia siguen siendo uno.

El arrianismo doctrina que negaba la eternidad de Jesucristo, el Hijo de Dios como el Logos. Fue condenada por el Concilio de Nicea en 325. Arrio afirmó que Cristo fue engendrado y tuvo un principio. La Biblia dice: “En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios” (Juan 1:1)

Los mormones dicen que Dios tiene cuerpo y que de la unión carnal de él con la virgen María nació Cristo. Esta es otra herejía. Fue el Espíritu Santo quien lo engendró y lo concibió a Jesucristo hombre. Lea Mateo 1:18-25

Por otro lado, el Espíritu Santo no es una “fuerza activa” él es una persona como nosotros. Tiene mente, emociones y voluntad.

Si bien, el Padre no es el Hijo, ni el Hijo es el Espíritu Santo, porque cada uno tiene su función. Sin embargo, El Padre, es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios.

Los tres tienen una perfecta relación de unidad.

Que el Señor le ayude en su vida cristiana.