La Lámpara del Cuerpo

“La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz; pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas, ¿Cuántas no serán las mismas tinieblas?” (San Mateo 6:22-23)

Antiguo Testamento:”OJO” (Hebreo ayin Griego Ophthalmos) El órgano de la vista entre los mas estimados del cuerpo. Entre los antiguos pueblos semitas, las lesiones o la muerte que alguien sufría a manos de otro, debía ser vengada por el pariente más próximo de la victima.A dicho pariente lo llamaban “vengador” (hebreo goel).Esos vengadores practicaban con frecuencia una venganza desproporcionada “Si alguno hiriere el ojo de su siervo, o el ojo de su sierva, y lo dañare, le dará libertad por razón de su ojo”. (Éxodo 21:26)
Glosario:“Ley del Talion” vino a poner los limites, para que la venganza se ajustara a la gravedad del daño.“Poner freno” solo una vida por una vida “Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente”. (San Mateo 5:38)
• Una de las costumbres más crueles de las naciones paganas era la sacarle los ojos al enemigo, vencido “Degollaron a los hijos de Sedequias en presencia suya, y a Sedequias le sacaron los ojos, y atado con cadenas lo llevaron a Babilonia. (2 Reyes 25:7)
Nuevo Testamento: Con frecuencia el ojo se refiere al discernimiento espiritual. “Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que el os ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria de su herencia en los santos”. (Efesios 1:18)
• Otras citas bíblicas hablan del ojo como indicación del carácter “El ojo misericordioso será bendito”. (Proverbios 22:9)“¿No me es licito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tu envidia, porque yo soy bueno? (San Mateo 20:15)
• La antigua costumbre de pintarse los parpados para realzar la belleza del rostro femenino “Vino después Jehu a Jezreel; y cuando Jezabel lo oyó, se pinto los ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomo a una ventana”. (2 Reyes 9:30) “Y tu, destruida, ¿Qué harás? Aunque te vistas de grana, aunque te adornes con atavíos de oro, aunque pintes con antimonio tus ojos, en vano te engalanas; te menospreciaran tus amantes, buscaran tu vida”. (Jeremías 4:30)“Además, enviaron por hombres que viniesen de lejos, a los cuales había sido enviado mensajero, y he aquí vinieron; y por amor de ellos te lavaste, y pintaste tus ojos, y te ataviaste con adornos”. (Ezequiel 23:40)
• En la actualidad las mujeres orientales se pintan los parpados con “antimonio o koll” (polvo negro hecho del humo negro producido al quemar incienso) para que se vean grandes y brillantes.• El versículo 22 señala “La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz”. La lámpara que recibe e imparte luz, es el ojo.
El ojo no debe ver doble o sea, (sin duplicidad) lo cual lo constituirá en ojo maligno así lo indica San Mateo 20:15 “¿No me es licito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tu envidia, porque yo soy bueno?” lo que un cristiano debe tener es (“ojo conocimiento espiritual). Nota del Editor:Mamon: Incierta su etimología, parece tratarse de una palabra aramea, que significa riqueza, y que aquí se personifica. Nótese Jesús no condena las riquezas, sino el hacerse esclavo de ellas.